diseño -->Prometheos.es.tl

   
  dharmasutra
  EDUQUEMOS CON VALORES
 
Búsqueda personalizada
Eduquemos genios con valores y carácter.
Una propuesta integral. El futuro de nuestro país está en los niños y en las condiciones nutricionales y educativas que les demos para su crecimiento.

Por: DHARMASUTRA

La vanidad de los politiqueros que se aferran al poder y, por el simple hecho de figurar, hacen una oposición que no aporta ni construye fue calificada por el gran Jorge Basadre como el “mal nacional”. En pleno siglo XXI, el antiguo poderoso inca es un país que ocupa, en diversos aspectos, el penúltimo y último entre las diez naciones sudamericanas más importantes. En cuestión de educación en las zonas rurales, por ejemplo, solo 2 de cada 100 niños o niñas entienden lo que leen (como promedio nacional la cifra es de 10 por cada 100). Más de un millón de niños menores de dos años sufren de anemia, en una edad crítica para el aprendizaje y el desarrollo intelectual. Decenas de miles de mujeres gestantes también la padecen. Todo lo cual se deriva del desbalance nutricional por alteración de los patrones alimenticios nativos tras la conquista. La variadísima y completa dieta precolombina que permitió el florecimiento de diversas culturas en condiciones adversas se dejó de lado.
Un nuevo enfoque
Estimo que subyacen dos grandes causas de la debacle: ellas son la pérdida de valores humanos y el erróneo planteamiento de los programas educativos. El estudiante es considerado una suerte de “costal” que debe ser llenado con una variedad de conocimientos para que cuando necesite alguno pueda utilizarlo. Lo que proponemos es una reforma sustancial en el proceso educativo, el cual desde antes de la concepción y el nacimiento debe enfocarse en la formación de personas con un alto nivel de inteligencia y una observancia de los valores humanos. Para ello existe una gran responsabilidad de las parejas que deben empezar a cuidar su dieta y desterrar cualquier vicio meses antes de la concepción del hijo, que debe ser deseado, amado, bien alimentado y estimulado para que pueda desarrollar todo su potencial. El futuro de la nación, en gran parte, depende de la integridad de la familia y de su continuo proceso de superación intelectual y ética de sus miembros. La salud e inteligencia de un adulto se inicia un año antes de ser concebido pues el organismo materno requiere de una adecuada nutrición para el desarrollo del óvulo así como de la acumulación de nutrientes en su cuerpo que aseguren el crecimiento y desarrollo normal del futuro niño. El desfase presente en un bebe de madre desnutrida o en un niño desnutrido puede ser bastante compensado una vez que se alimente adecuadamente y reciba el afecto y la estimulación necesarios de su familia.
Alimento divino
No existe mejor alimento para un pequeño que la leche materna. Durante milenios el cuerpo de la madre fue adecuándose para proporcionar la calidad de leche que su hijo requería a sus diversas edades. El bebe solo está preparado para asimilar los 184 tipos de grasa que existen en la leche humana (LH). A diferencia de esta, la leche de vaca tiene 406 tipos de grasa que podrán ser digeridos por el niño después del primer año. Muchas de las anemias de niños menores de un año son resultado de la ingesta de leche de vaca pues esta favorece el sangrado microscópico en sus heces, diarreas, vómitos, entre otros. En la etapa de lactancia es fundamental que el niño y la niña reciban leche materna y que la madre se alimente de grasas sanas procedentes de productos como el sacha inchi, por ejemplo, y alimentarse de granos como la quinua, la kiwicha, el tarwi y otros de gran valor nutricional. Los cuatro ácidos grasos fundamentales para el adecuado desarrollo y maduración neuronal, de los cien mil millones de neuronas con que cada ser humano llega al mundo, están presentes solo en la leche de mamá: gratuita, de fácil acceso y sanísima. Los bebes amamantados tienen cuando adultos más de ocho puntos de coeficiente intelectual (CI) por encima de aquellos que fueron alimentados con biberones con leche de vaca o costosas fórmulas.
Uno de los principales enemigos de la salud y de la inteligencia de los pequeños es el prejuicio de considerar inmoral, obsceno y de mal gusto que las madres muestren su pecho al amamantar en público.
Nuestra propuesta
Hay que recordar que el infante a los once meses de edad ya ha estructurado en su mente el lenguaje empleado por sus progenitores. Por ello proponemos que los padres deben permitir que sus hijos inicien el estudio de idiomas foráneos a más tardar a los dos años de edad. Al terminar la primaria, a los 11 años, ya deben saber leer y escribir correctamente en inglés, y de ser posible deberían aprender el aimara y el quechua que son lenguas formativas, con las cuales les será muy fácil adquirir posteriormente cualquier otro idioma. La vida futura requiere que en los años de inicial y primaria los niños y niñas aprendan inglés avanzado para que al ingresar a la secundaria puedan aprender conocimientos inexistentes en el español. Debemos entender que cada idioma vale tanto como una profesión.
Quien termine la secundaria y acabe sus estudios en nuestra visión de escuela vocacional debe, cuando menos, aprobar el Toefel y el Cambridge para ingresar, si pueden costearlo sus padres o acceder a una beca, a alguna universidad extranjera. Aunque estudien en una universidad nacional deben poder leer y comprender el inglés pues gran parte del conocimiento contemporáneo está publicado o traducido a ese idioma y no necesariamente al nuestro.
Respetar la lengua materna
Nosotros proponemos que los hablantes de una lengua materna distinta al español —sea quechua, aimara o cualquier lengua amazónica— aprendan en su lenguaje hasta los ocho años y que, lentamente, desde el aula de tres años de inicial comiencen a aprender el español. Un menor, a los 4 años, debe comprender el significado de unas 2.600 palabras y utilizar unas 1.500 en sus expresiones orales.
Los que nacieron en hogares de habla española al año y medio deberían iniciar el aprendizaje del inglés y a partir de los 6 a 8 años comenzar con el chino mandarín, de modo tal que en el año 2021 cuando sean profesionales puedan competir y comprender a los chinos que para tal año dominarán ya el mundo con su ciencia, tecnología y mano de obra barata.
El aprendizaje del chino requiere fina destreza motora manual para efectuar los signos, pero hoy con la computadora desde los tres años de edad un niño puede escribir en chino.
Etapa por etapa
De los 3 años a los 7 años 11 meses el menor debe haber adquirido el 80% de su capacidad intelectual. En esta etapa lo fundamental es lograr el desarrollo intelectual y la formación de su persona como ser humano con rudimentos básicos en cálculo y ciencias y conocimientos elementales en ciencias sociales.
La escuela elemental debe cubrir desde los 8 años a los 11 años 11 meses. En esta etapa debe haber desarrollado el 97% de la capacidad intelectual que tendrá de adulto. En esta etapa irán aumentando también, gradualmente, el aprendizaje de ciencias y cálculo y disminuirá la incidencia del desarrollo intelectual y de formación de la persona humana.
+ camino al éxito
El siglo XXI será el de la ciencia y la tecnología, por ello se debe lograr que la juventud se interese por la ciencia, la tecnología y el cálculo. La tendencia es hacia la globalización, es decir los ciudadanos de un país tienen que competir con profesionales de todos los demás. Nuestro programa está destinado a que nuestros profesionales, el año 2021, posean las siguientes aptitudes:
Cociente intelectual: superior a 135 puntos. Cada vez se usan más máquinas y menos mano de obra, quienes no puedan competir o no sean capaces de crear o inventar nuevas máquinas o técnicas que se quedarán sin trabajo.
Valores: toda empresa requiere, además de la inteligencia de sus empleados, que sean honrados, veraces, trabajadores, leales, persistentes, líderes, colaboradores, responsables, ahorradores y posean un profundo sentido de sensibilidad humana e identidad nacional.
Salud: indispensable para enfrentar la creciente alteración ambiental.
Mente amplia: que le permita seleccionar las mejores alternativas bien sea para producir, importar o consumir bienes o servicios. Para ello deberá prever los cambios y tendencias y ser muy flexible y creativo.
 
 
  Hoy habia 2 visitantes (82 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=